La cuarta revolución industrial

Las exigencias de un nuevo consumidor, la búsqueda de mayor competitividad y las nuevas tecnologías son algunas de las razones que están llevando a las industrias transformadoras y de servicios a ser parte de la cuarta revolución industrial. este nuevo paradigma y la importancia de pasar de un sistema de producción con componentes manuales a otro totalmente automatizado.

digitalizacion-industria-40.jpg

Antes de concebir la Cuarta Revolución Industrial como una potencial amenaza, la misma debe visualizarse como una oportunidad única para que las empresas asuman un papel protagónico e impulsen soluciones creativas hacia el cierre de brechas en las habilidades de nuestros jóvenes. Para esto se requieren nuevos abordajes para preparar a la juventud de cara a los trabajos del futuro: potenciar las habilidades y procurar la capacitación continua será vital para asegurar una transición exitosa.

Nuestros expertos guían a nuestros clientes alinear los objetivos: con el fin de alcanzar resultados escalables, los negocios deben trabajar con ecosistemas más amplios, para esto es necesario activar el acercamiento con los distintos actores y aprovechar el conocimiento. Esto implica propiciar un conversatorio con empleadores, fuerza laboral joven y el sector educativo con el objetivo de discutir las necesidades de talento, la nueva arquitectura de puestos e identificar brechas en capacitación y encontrar oportunidades para hacer una inversión conjunta.

Nuestra contribución es desarrollar estrategias sólidas de talento para nuestros clientes: es importante revisar y adaptar las estrategias de talento actuales, será fundamental desarrollar mejores prácticas, que promuevan la inclusión y la innovación y que a su vez generen réditos a través de la diferenciación.

Invertir en la capacitación de la fuerza laboral: la capacitación como la conocemos tiene sus días contados, será un tema prioritario en la agenda en el marco del aprendizaje continuo, además debe alinearse a los objetivos de responsabilidad social y a la cultura corporativa.

-Armando Tauro

Tomas Riverostecnología